comer antes o despues del deporte

¿Comer antes o después de hacer deporte?

Una de las más grandes preocupaciones cuando se da inicio a la actividad deportiva de manera frecuente es cuál será el momento más adecuado para comer, porque es inevitable que antes o después debemos alimentarnos.

La dieta afectará el rendimiento deportivo, de allí que los alimentos que eliges consumir antes y después de entrenar afectarán los resultados. Por eso cada deportista debe ser consciente de sus objetivos nutricionales personales y seleccionar una estrategia de alimentación que le permita cumplirlos.

Al respecto existen diversas opiniones  algunos consejos que están orientados según la finalidad del entrenamiento, cuánto dura el ejercicio y por supuesto la manera en la cual funciona tu cuerpo, pero además influye el momento del día en el cual planificas realizar ejercicio. 

De manera general, existen aspectos positivos y negativos de comer antes o después de hacer deporte, también el tipo de alimento según la ocasión.

Para aclarar algunas dudas hemos preparado 3 razones por las cuales es beneficio comer antes y después de practicar ejercicio, de esta manera puedes seleccionar cuál hábito será el más conveniente según sea tu caso.

Comer antes del ejercicio

  1. El agua es el líquido que tu cuerpo requiere en una mayor proporción. Debes consumirla con moderación, antes, durante y después de la práctica deportiva. Debes estar hidratado al iniciar tu rutina de entrenamiento porque de lo contrario el corazón debe trabajar más y en consecuencia te puedes sentir más cansado, rendirás menos. 

    También el agua te sirve para regular la temperatura corporal, mientras que en verano es crucial para evitar el denominado “golpe de calor”.
  2. Qué no falte el plátano en tu despensa. Este fruto es el más popular entre los deportistas porque es una fuente de azúcares que proporciona energía necesaria, se ha comprobado que puede durar una hora aproximadamente su aporte energético.
    Pero ten cuidado porque atletas famosos como Rafa Nadal literalmente se atragantó de plátano y no le fue muy bien.
  3. Además del plátano, otras frutas como la manzana y la pera, cerezas, arándanos, moras, entre otros pueden mejorar tu condición antes de comenzar el entrenamiento, puedes consumir pocas pero nunca salgas con el estómago vacío.

Después del ejercicio

  1. Consumir agua después del ejercicio permitirá que te recuperes y eso es importante, aunque existen complementos como bebidas energéticas. Trata de mantenerte hidratado después de realizar ejercicio, porque recuerda que lo haces para mantenerte en forma y no para perder líquidos esenciales de tu cuerpo.
  2. Pollo y verduras. Tal como hemos indicado, es importante recobrar las energías luego de realizar ejercicio físico. El pollo en combinación con las verduras te dará un aporte nutricional muy saludable y no influirá en el aumento de peso por carbohidratos.
  3. Ahora bien, si practicas ejercicios aeróbicos es necesario que al finalizar te preocupes por consumir una comida más variada: frutas, cereales, arroz y hortalizas, en cambio, si realizas actividades anaeróbicas tus opciones más recomendables serán las proteínas: huevos, quesos, carne o pescado.

Entonces, lo más importante no solo es comer antes o después de realizar ejercicios, es necesario que cuando comiences a entrenar dispongas de la energía suficiente para soportar el esfuerzo al cual estás sometiendo a tu cuerpo, para eso debes comer.

Lo más recomendable siempre será elegir qué tipo de alimentos es el más adecuado, también es preciso que te mantengas hidratado consumiendo agua antes y después de tu rutina deportiva.

Muchos deportistas creen en esas campañas que les aconsejan realizar ejercicios con el estómago vacío y aunque parecen orientadas sobre las mejores intenciones, el grado de déficit de energía que se consigue cuando reduces la ingesta de alimentos puede acarrear graves problemas para la salud, inclusive puede resultar estresante.

No hay que adoptar dietas drásticas que limiten la ingesta de energía o la variedad de alimentos. Incluso, aunque la pérdida de peso o de grasa corporal probablemente conseguirá mejorar la salud y rendimiento deportivo, una restricción severa los mantendrá irritables, influyendo además en su entorno social.

Siempre que sea posible debes planificar cómo será el consumo de alimentos durante el periodo de entrenamiento o simplemente si decides un día comenzar a realizar ejercicio para mejorar tu condición física, se recomienda que inicies con un ritmo más lento y menos perjudicial, no solo en relación al ejercicio que realizarás, también en el cambio de tus hábitos alimenticios.

Tags: No tags

LEAVE A COMMENT